26 C
Badalona
domingo, julio 14, 2024
spot_img

25 ancianos participan en las V Gerontolimpiadas andes de los JJOO de París

Con motivo de la década del Envejecimiento Saludable (2020-2030) y la celebración de los Juegos Olímpicos de París, más de 25 ancianos de entre 85 y 100 años de la residencia Ballesol Badalona participan en las 5ª edición de las Gerontolimpiadas. Una competición que tiene el reto de vencer a la fragilidadalcanza hasta el 69% en las personas institucionalizadas aprender a envejecer y aceptar las limitaciones. Entre los deportes más destacados del programa de las Gerontolimpiadas 2024 estánhalterofilia (levantamiento y repeticiones con mancuernas), pedalina, tiro al tótem, lanzamiento de globos de agua, baloncesto, aros y conos, golf…

Las disciplinas escogidas tienen un talante muy terapéutico que permite divertirse y trabajar el desarrollo personal. “La pérdida de hábitos saludables acelera la predisposición a perder capacidades y llegar a la discapacidad o fragilidad, por lo tanto, tenemos que aprender a

envejecer”, aconseja David Rodríguez, coordinador del grupo de actividad física en la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología.Aceptar las limitaciones no como discapacidades sino como otras posibilidades de crear más movimiento o interacciones”,

opina en relación de que a partir de los 80-90 años las personas deben centrarse más en las actividades de nivel cognitivo y coordinación con movimientos más simples.

Envejecer sin ruedas

A sus 77 años Herminia ha conseguido ser seleccionada para disputar sus primeras Gerontolimpiadas. Sentada en su bicicleta estática, afronta un reto. “Me siento capaz de ganar también el oro en pedalina” desafía mientrasdesvela uno de sus secretos: “cada vez que me subo a la bicicleta intento que la pongan en el jardín y aprovechar el viento a favor” para ir a saludar a amigos y familiares en la visitas, se ríe. Aunque no se pone de ejemplo, asegura que la edad no es impedimento para “obligarnos a hacer como mínimo entre 15 y 20 minutos de ejercicio diario .

Vencer la soledad

La genética es responsable de un 25% de la longevidad de un individuo. Sin embargo, cada vez tiene más influencia la práctica de actividades y comportamientos. Los profesionales de la residencia Ballesol Badalona – médico, psicóloga, fisioterapeuta– que acompañan a los 25 residentes en este “desafío a la longevidad exitosa” destacan los beneficios de realizar estos deportes. A nivel emocional “la actividad física libera endorfinas (hormonas de la felicidad), reduce el estrés, la ansiedad, mejora la autoestima y la confianza en uno mismo”. Y en el plano social, “a crear amistades y a establecer lazos con personas con intereses comunes, evitando situaciones de soledad o aislamiento”.

Derrotar a la fragilidad

La celebración de unas Gerontolimpiadas u otra actividad implica ganar salud y prevenir enfermedades, lesiones y discapacidad. El abordaje de la fragilidad y un diagnóstico precoz reduce el riesgo de caídas en la persona mayor como medio para evitar y/o retrasar el deterioro funcional. “En las personas de 70 años el ejercicio tiene que ir basado en mantenimiento de la fuerza neuromuscular unido a un trabajo cardiovascular donde se favorezca sobre todo el mantenimiento de las estructuras corporales manteniendo la actividad  cognitiva” recuerda Rodriguez.

Desde la residencia, los miembros del Equipo Multidisciplinar coincide al evaluar la vida diaria de los residentes del centro, que “la actividad física regular, adaptada a las capacidades individuales, puede mejorar tanto la fuerza muscular, como la movilidad y la calidad de vida en las personas mayores”, concluyen.

Altres Articles

3,391FansMe gusta
1,640SeguidoresSeguir
12SuscriptoresSuscribirte
Publicitatspot_img

Últims Articles